La vulvodinia

Definición

La vulvodinia (vul-vo-DIN-ee-uh) es el dolor crónico en el área alrededor de la abertura de la vagina (vulva) para los que no existe una causa identificable. El dolor, ardor o irritación asociada con la vulvodinia puede hacer que usted tan incómodo que estar sentado durante largos períodos de tiempo o tener sexo se convierte en algo impensable. La enfermedad puede durar meses o años.

Si usted tiene vulvodinia, no deje que la ausencia de signos visibles o vergüenza al hablar de los síntomas de la vulvodinia evite que busque ayuda. Las opciones de tratamiento están disponibles para disminuir el dolor y la incomodidad de la vulvodinia.

Síntomas

El síntoma principal de la vulvodinia es dolor en el área genital, que puede caracterizarse por:

  • Ardor
  • Dolor
  • Escozor
  • Crudeza
  • Relaciones sexuales dolorosas (dispareunia)
  • Throbbing
  • Comezón

El dolor que siente puede ser constante o intermitente y puede durar meses o incluso años, pero puede desaparecer tan repentinamente como había comenzado. Usted puede sentir el dolor en el área de la vulva entera (generalizada), o puede estar localizada en un área determinada, como por ejemplo la apertura de la vagina (vestíbulo). Una condición similar, vestibulitis vulvar, puede causar dolor solamente cuando se aplica presión en el área que rodea la entrada de la vagina.

Tejido vulvar puede parecer mínimamente inflamado o hinchado. Más a menudo, la vulva aparece normal.

Cuándo consultar a un médico
Aunque a menudo las mujeres no dicen a sus médicos sobre el problema, la vulvodinia es una condición bastante común.

Si usted experimenta dolor en el área genital, hable con su médico, o pida una canalización con un ginecólogo. Es importante que su médico descarta más fácilmente las causas tratables de dolor vulvar, como la levadura o las infecciones bacterianas, enfermedades de la piel y problemas médicos tales como diabetes. Una vez que su médico haya evaluado sus síntomas particulares, él o ella puede recomendar tratamientos o maneras de ayudar a controlar su dolor.

Véase también

Causas

Los médicos no saben qué causa la vulvodinia, pero los factores que contribuyen pueden incluir:

  • Lesiones o irritación de los nervios que rodean la región vulvar
  • Infecciones vaginales anteriores
  • Las alergias o hipersensibilidad localizada de la piel
  • Los cambios hormonales

Muchas mujeres con vulvodinia tienen un historial de tratamiento para las infecciones por hongos vaginales o vaginitis recurrentes. Algunas mujeres con esta afección tienen antecedentes de abuso sexual. Pero la mayoría de las mujeres con vulvodinia no se conocen los factores que contribuyen. La vulvodinia no se transmite sexualmente, o un signo de cáncer.

Véase también

Complicaciones

Debido a que puede ser doloroso y frustrante y puede inhibir la actividad sexual, la vulvodinia puede causar problemas emocionales. Por ejemplo, el miedo a tener relaciones sexuales puede causar espasmos en los músculos alrededor de su vagina (vaginismo). Otras complicaciones pueden abarcar:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Las alteraciones del sueño
  • La disfunción sexual
  • Imagen corporal alterada
  • Problemas de pareja
  • Disminución de la calidad de vida

Preparación para su cita

Es probable que empezar por ver a su médico de familia o médico de atención primaria. En algunos casos, usted puede ser canalizado con un médico que se especializa en enfermedades que afectan al aparato reproductor femenino (ginecólogo).

Aquí hay alguna información para ayudarle a prepararse para su cita, y para saber qué esperar de su médico.

Lo que puedes hacer

  • Esté al tanto de cualquier restricción previa cita. Cuando haga la cita, pregunte si hay algo que usted necesita hacer para prepararse para las pruebas de diagnóstico comunes.
  • Anote los síntomas que está experimentando, incluidos los que pueden parecer ajenas a la razón por la cual se programó la cita.
  • Haga una lista de su información médica clave, incluyendo cualquier otra condición para la que está siendo tratado, y los nombres de los medicamentos, vitaminas o suplementos que esté tomando.
  • Haga una lista de preguntas para hacerle a su médico.

Para la vulvodinia, algunas preguntas básicas para preguntar a su médico incluyen:

  • ¿Qué podría estar causando mis síntomas?
  • ¿Qué pruebas me recomienda?
  • ¿Qué tipos de tratamientos son más propensos a mejorar mis síntomas?
  • Es esta condición temporal o permanente?
  • Cuando puedo esperar para experimentar el alivio de mi dolor y malestar?
  • ¿Hay una alternativa genérica de la medicina que me está recetando?
  • ¿Tiene algún folletos u otro material impreso que puedo llevar conmigo? ¿Qué sitios web te recomendamos que visites?

No dude en hacer cualquier pregunta que usted tenga.

¿Qué esperar de su médico
Su médico probablemente le preguntará una serie de preguntas, tales como:

  • ¿Cuándo comenzaron los síntomas?
  • ¿Qué tan grave es el dolor, y cuánto tiempo dura?
  • ¿Cómo describiría su dolor - agudo o sordo, continuo o intermitente?
  • ¿Su dolor generalmente se desencadena por un evento específico, como las relaciones sexuales o el ejercicio?
  • ¿Siente dolor al orinar o defecar?
  • ¿Su ciclo menstrual afecta su dolor?
  • ¿Hay algo que el dolor mejore o empeore?
  • ¿Ha tenido una cirugía pélvica?
  • ¿Ha estado embarazada o podría estar embarazada?
  • ¿Ha sido tratado por las vías urinarias o infecciones vaginales?

Pruebas y diagnóstico

Antes de diagnosticar la vulvodinia, su médico le preguntará varias preguntas para obtener una mejor idea de su historial médico y de comprender la ubicación, la naturaleza y el alcance de sus síntomas.

Como parte de su evaluación, su médico también puede realizar las siguientes pruebas:

  • Examen pélvico. Durante este examen, el médico examina visualmente los genitales externos y la vagina para detectar signos de infección o alguna otra causa de los síntomas de la vulvodinia. Aunque no hay evidencia visual de la infección, su médico puede tomar una muestra de células de la vagina para detectar una infección vaginal, como una infección por levadura o vaginosis bacteriana.
  • Prueba de hisopo de algodón. Durante esta prueba, el médico usa un hisopo de algodón humedecido para comprobar la suavidad de las áreas específicas y localizadas de dolor en su región vulvar.

Tratamientos y drogas

Tratamientos vulvodinia se centran en aliviar los síntomas. Ningún tratamiento funciona para todas las mujeres, y es posible que una combinación de tratamientos que funciona mejor para usted. Puede tomar semanas o incluso meses de tratamiento para mejorar los síntomas notablemente. Las opciones pueden incluir:

  • Medicamentos. Antidepresivos tricíclicos o anticonvulsivos pueden ayudar a disminuir el dolor crónico. Los antihistamínicos pueden reducir la comezón.
  • La terapia de biorretroalimentación. Esta terapia puede ayudar a reducir el dolor y le enseña a controlar las respuestas específicas del cuerpo. El objetivo de la biorretroalimentación es para ayudarle a relajarse a disminuir la sensación de dolor. Para hacer frente a la vulvodinia, biofeedback puede enseñarte a relajar los músculos de la pelvis, que puede contratar en anticipación de dolor y llegar a causar dolor crónico.
  • Anestésicos locales. Medicamentos, como la lidocaína ungüento, pueden proporcionar un alivio temporal de los síntomas. El médico puede recomendar la aplicación de lidocaína 30 minutos antes de la relación sexual para reducir el malestar. Si utiliza lidocaína ungüento, su pareja también puede sentir entumecimiento temporal después del contacto sexual.
  • Los bloqueos nerviosos. Las mujeres que tienen dolor de larga data que no responde a otros tratamientos pueden beneficiarse de inyecciones locales de los bloqueos nerviosos.
  • Tratamiento del suelo pélvico. Muchas mujeres con vulvodinia tiene problemas con los músculos del suelo pélvico, que soporta el útero, la vejiga y el intestino. Ejercicios para fortalecer los músculos puede ayudar a aliviar el dolor de la vulvodinia.
  • Cirugía. En los casos en los que las zonas dolorosas se puede establecer claramente específicamente en el anillo del himen (localizada vulvodinia, la vestibulitis vulvar), la cirugía para quitar la piel y del tejido afectado (vestibulectomía) alivia el dolor en algunas mujeres.

Estilos de vida y remedios caseros

Los siguientes consejos pueden ayudar a controlar los síntomas de la vulvodinia:

  • Pruebe compresas frías. Compresas frías colocadas directamente sobre el área genital externa puede ayudar a disminuir el dolor y la picazón.
  • Sumergirse en un baño de asiento. Dos o tres veces al día, se sienta cómodo en el agua, tibia (no caliente) o frío durante cinco a 10 minutos.
  • Evite apretadamente medias y ropa interior de nylon. Ropa interior apretados restringen el flujo de aire a su área genital, a menudo conduce a un aumento de la temperatura y la humedad que puede causar irritación. Vestir de blanco, ropa interior de algodón para aumentar la ventilación y la sequedad, y dormir sin ropa interior por la noche.
  • Evite los baños calientes y sumergirse en baños de agua caliente. Pasar tiempo en agua caliente puede dar lugar a molestias y picazón.
  • Evite las actividades que ejercen presión sobre la vulva, como andar en bicicleta o montar a caballo.
  • Lave suavemente. Lavado o lavado de la zona afectada con dureza o con demasiada frecuencia puede aumentar la irritación. En su lugar, utilice agua para limpiar suavemente la vulva con la mano y acariciar el área seca. Después del baño, aplicar un emoliente sin conservantes, como simple vaselina, para crear una barrera protectora.
  • Utilizar lubricantes. Si usted es sexualmente activo, aplicar lubricantes antes de tener relaciones sexuales.
  • Pruebe un antihistamínico antes de acostarse. Esto puede ayudar a reducir la comezón y le ayudará a descansar mejor.

Afrontamiento y apoyo

Puede que le resulte útil hablar con otras mujeres que tienen la vulvodinia. Hablar con otras personas con la afección puede proporcionar información y ayudar a aliviar el aislamiento que pueda sentir. Si un grupo de apoyo no es para usted, consulte a su médico para obtener los nombres de los consejeros en su área que están familiarizados con la vulvodinia.